Vídeo corporativo: cómo promover imagen de marca y ventas

Estrategias de utilización para empresas, PYMES e instituciones.

¡Cautiva a tu audiencia!

El vídeo corporativo es una parte importante del marketing digital y ha evolucionado significativamente durante los últimos años.

Desde las animaciones más básicas y realizaciones de baja calidad que intentaban emular a los spots de la TV, hemos pasado a retransmisiones en directo y a nuevos formatos de redes sociales, mientras el conjunto de técnicas y herramientas se han profesionalizado adaptándose a la practica totalidad de estrategias de comunicación y marketing digital.

Su prevalencia y éxito se debe a que los consumidores y clientes actuales se caracterizan por una especial predilección y mayor retención de los contenidos audiovisuales.

Son varios los estudios (Yahoo, Be On, Nielsen, Google) que demuestran que el vídeo es, entre todos los soportes de publicidad, de comunicación y marketing, aquel que tiene un mayor impacto.

Un hecho también confirmado por la célebre consultora Nielsen en el estudio comparativo entre el video ‘online’ y la publicidad convencional en TV.

La mayoría de los encuestados en Europa y el 58% a nivel mundial afirman que con el vídeo online se consigue una mayor interacción de los usuarios, ‘engagement’ con la marca y gran escalabilidad en campañas de vídeo.

La tasa de distribución y compartición que tiene el vídeo es muy superior al de otros contenidos y su ‘viralidad’ posibilita obtener niveles de difusión generalmente muy altos.

Las marcas deberían dedicar más tiempo y recursos al contenido de vídeo. En la medida en que cada día más consumidores buscan contenido audiovisual en los resultados de búsqueda, debemos estar preparados para crear y ofrecer a los usuarios y potenciales clientes una experiencia de comunicación más cercana y enriquecedora.

¿Qué Dice Google?

A Google como al resto de buscadores le gusta todo aquello que está de moda en la sociedad: las marcas, las primicias, las noticias, los blogs y sobre todo: los vídeos.

El buscador da una mayor visibilidad a los vídeos, mostrando alrededor de 4 dentro de la sección de noticias. Además, la competición que se establece para aparecer en la primera página de resultados de búsqueda es 53 veces menor en el caso del vídeo que en el de las páginas clásicas de texto y fotos.

VER ESTUDIO GOOGLE

¿Y Youtube?

YouTube se ha convertido en el segundo gran motor de búsqueda en todo el mundo, y son miles de millones de vídeos los que se visualizan cada mes en su plataforma. Ver vídeos es una de las actividades principales de los usuarios de Internet, también en su versión móvil.

El entusiasmo del público por el audiovisual está absolutamente fuera de dudas. Sobre todo, en el ámbito de los sectores de población más jóvenes, los conocidos como ‘millennials’ dotados de una cultura audiovisual digital nativa que les permite reconocer e interactuar con los mensajes propios de ese entorno.

Videos corporativos Madrid

 

Estrategias de vídeo online

1. Simplificar el valor de la oferta y la fuerza de la marca.
No siempre la tecnología más desarrollada es aquella que triunfa, sino aquella que se adapta mejor al mercado y la que mejor pueden difundir los prescriptores.
El vídeo debe revelar de manera estratégica el valor de la marca. Un vídeo claro y conciso favorece la evidencia de la necesidad del producto o servicio, mientras que uno demasiado largo, complejo y con fallas técnicas (edición, voz en off, música…) aportará dudas sobre la oferta y la pertinencia de la compra de la solución.

2. ¿Qué hace la competencia?
Examinar qué vídeos proponen los concurrentes en el desarrollo de sus marcas para encontrar un nuevo posicionamiento. Si todo el mundo usa los mismos códigos audiovisuales, resulta difícil destacarse y hacerse memorable.
Conociendo el sector, con inspiración y audacia, se pueden redefinir las reglas y buscar la diferenciación y la exclusividad.

3. ¿Qué nos gusta ver a nosotros?
Inversores, clientes, prescriptores, público en general… estamos habituados a los contenidos cortos y precisos. Nadie parece disponer de mucho tiempo.
La estrategia es simple, aunque no siempre evidente: adaptar el contenido y el formato a la audiencia, y no a la inversa. Si tenemos mucho qué decir y explicar mejor hacerlo en 10 vídeos de 1 minuto que en uno de 10.
Aumentemos la difusión y con ello la viralización de la marca. Organicemos el contenido de manera atractiva y comprensible.
¡Pensemos como programadores!

4. Contar historias propias

Ya nadie parece querer escapar a los sagrados preceptos del ‘Storytelling’. Muchos ensayan una y otra vez sus recetas y no siempre funcionan adecuadamente porque en ocasiones perdemos el rastro de lo que queremos contar.
Pensemos siempre en el ámbito corporativo porque se trata de proyectar marca, confianza, soluciones, transmisión de conocimiento, autenticidad y sinceridad. Es a partir de lo real, humano y representativo que se generan emociones positivas.

5. ¿Comunicar de manera tradicional o disruptiva?
La reflexión debe pasar por la conexión con el público objetivo y los criterios comerciales. Los mensajes del vídeo deben estar encaminados a promover tanto la originalidad como la venta del producto o servicio  ‘antes que la competencia’.
Adaptar los ciclos de comunicación y la tipología de los vídeos a los tiempos de innovación.

6. Hablemos de aquello en lo que creemos
Porque comprar un producto o servicio o financiar un proyecto, significa hoy adherirse a un sistema de valores y a un espíritu empresarial.
Los miembros de la empresa deben hablar a sus publicos objetivos externos e internos, demostrando su confianza y espiritu de equipo.
El vídeo posibilita trasmitir mejor que ningún otro medio la razón de ser de la empresa y la visión conjunta de todos sus miembros. Los clientes esperan mensajes reales

7. Ofrecer una imagen profesional

El formato de vídeo, por la cultura audiovisual y nivel de exigencia generalizada de los nuevos clientes digitales, precisa de la intervención de profesionales del sector.
De otra forma se corre el riesgo de dañar la imagen de la empresa. En este sentido no suele haber segundas oportunidades…

8. Definir visualmente el ADN de la empresa

La estrategia de marca debe fomentarse activamente desde el audiovisual.
Promover una marca es definir su personalidad y ésta debe extenderse a sus vídeos. Este es un trabajo que precisa de recorrido proponiendo contenido útil, informativo, formativo.

9. Una buena inversión 
Gracias a la democratización de las tecnologías digitales, los costes de producción se han reducido notablemente.

10. La estrategia marca la diferencia
Actualmente el aspecto diferenciador no es tanto la capacidad de producir vídeo, sino disponer de una estrategia de videos con impacto que genere resultados y que estén alineados con la marca, su misión y valores. Como resultado, una vez encontrada la coherencia estratégica, prácticamente todo es realizable con creatividad y profesionalidad

En resumen, las marcas deberían dedicar más tiempo y recursos al contenido de vídeo. En la medida en la que cada día más consumidores buscan contenido audiovisual en los resultados de búsqueda, debemos estar preparados para crear y ofrecer a los usuarios y potenciales clientes una experiencia más cercana y enriquecedora.

 

Summary
¿Cómo triunfar con el uso del video corporativo en las empresas?
Article Name
¿Cómo triunfar con el uso del video corporativo en las empresas?
Description
El vídeo es una parte importante del marketing digital y ha evolucionado significativamente durante los últimos años. El conjunto de técnicas y herramientas se han profesionalizado adaptándose a la practica totalidad de estrategias de comunicación y marketing digital.
Author
Publisher Name
AVANZA VIDEO
Publisher Logo